Es muy importante saber si nuestro perro es criptórquido. Esto lo que quiere decir es que nuestro perro MACHO, ha tenido un fallo en el descenso completo de uno o ambos testículos hasta el escroto.
Estos testículos se pueden encontrar alojados en la parte de la ingle o incluso en el abdomen. En cualquier de los dos casos, deberíamos de OPERAR al perro, ya que este testículo puede acabar siendo TUMORAL y provocar muchos problemas.
La semana pasada nos vino RUFO a la clínica, un yorskshire de 14 años de edad, el cual tenía uno de sus testículo alojado en la ingle y se le había tumorizado tanto que medía unos 10 cm.
A pesar de la edad, se le realizó un analisis prequirúrgico y Rufo entró a quirófano. Ahora está feliz y contento sin ese tumor.
No esperen a que se hagan mayores y se tumorice ese testículo. Si ven que les faltan uno o incluso los dos, no duden en venir a nuestro centro y les daremos una solución.

Publicado: 16 de Junio de 2017