Nuestros animales pueden tener distintos tipos de sarnas.

1. Sarna Sarcóptica: es la única contagiosa al humano, por lo que hay que tener mucho cuidado. Este tipo de sarna, provoca mucho prurito (picor intenso), en nuestra mascota. Las heridas que provaca esta enfermedad suelen aparecer en las zonas de poco pelo: bordes de los pabellones auriculares, los codos, los tarsos, las ingles y la región esternal.

2. Sarna Demodécica. Es la única sarna que NO cursa con prurito. Este es un ácaro que de forma natural vive en nuestra mascota. Cuando esta sufre algún periodo donde sus defensas bajan, está se replica más de la cuenta y es cuando provoca síntomas. Suele producir alopecias (pérdida de pelo) y eritema (rojez). No es contagiosa al humano.

3. Sarna Otodéctica. Es un ácaro que vive en las orejas de nuestras mascotas. Produce bastante prurito, cuasando que el animal se provoque heridas de tanto rascarse. Tampoco es contagioso al humano, pero si a otros perros.

Si ve en su mascota algún problema de piel, no duden en traérmelo.

Publicado: 19 de Julio de 2017